SER ESCRITOR

             

Dirigido a ti, que recién comienzas

Reflexión sobre escribir

Ser Escritor, es algo más que entretejer palabras bien “ensambladas”. ¿Término mal empleado? No, fue usado de ex profeso de esa manera. Cada vez que alguien se plantee la posibilidad de dedicarse a esta noble profesión, debe asumir un compromiso, “casi un pacto de sangre”, que implica “ honrar a la Literatura”, de no convertirse en “una línea de montaje” al servicio de los temas de moda o las tendencias de Mercado.

 El compromiso no significa rasgarse las vestiduras y convertirse en un bohemio, escribiendo en una buhardilla polvorienta, temas de excelsa pureza, sin comer ni beber hasta terminar la obra. O que los temas que abordes, sean reaccionarios, -pseudo anarquistas- o que sea un pecado capital el escribir sobre temas que le gusten o estén actuales, lo que sí es importante, que dentro de “esa corriente” quede un mensaje, algo en qué pensar. Los tiempos han cambiado, el arquetipo de Escritor ha cambiado. El mismo Escritor que otrora fue admirado –casi venerado- de aspecto desalineado, hoy en día, le huirían los mismos lectores que le leen, si lo viesen hacerlo en esas condiciones. Hoy, el Escritor está envuelto en un halo de normalidad distante, donde es una persona a la cual, se la puede alcanzar, verla, tocarla…real. Pero al mismo tiempo, está dotada de cualidades especiales, entre ellas, el plasmar las ideas que todos tienen, de un modo particular, propio, y que además, posee la particularidad de permitirles sentirse identificados, representados de alguna manera a través de lo que escribe, ser su voz, diciendo lo que ellos no pueden expresar y que desearían hacerlo si pudiesen, además, de tener cierto filin con el éxito.

Lo desalineado de antaño, tornó en un Escritor/a pulcro, con cierto aire informal, atento, educado, pero por sobre todo…accesible. Las redes sociales, convirtieron al otrora pseudo ermitaño Escritor, en una figura pública, expuesta, donde de motus propio “debe” elegir ese camino, si desea hacer conocer su obra. Lo despiadadamente competitivo que se volvió el ambiente Literario, terminó partiendo en dos, las áreas de juego”. En este lado del cuadrilátero: se encuentran los que se lanzan a una lucha descarnada, en pos de un esquivo éxito, sin reparar en los métodos, cabezas aplastadas, amistades truncas, o estrategias utilizadas para alcanzar ese limbo anhelado de estar en la elite, aunque sea por un día. En esta otra esquina: aquellos que optaron por unirse, solidarizarse, apachucharse entre si, darse ánimos y respaldarse para que al menos algunos alcancen su sueño. Sintiéndose felices genuinamente cuando alguno de los suyos alcanza la meta fijada.

         ¿A cuál de las esquinas del cuadrilátero perteneces? Yo lo sé. Y me enorgullezco de ello. La segunda. Opté por sentirme bien por mis colegas, estar un segundo en su piel cuando llegan, cuando los seleccionan, cuando ganan o están en la punta de un ranking. No importa si a mí no me pasa, – y si no me pasa, seguro es mí culpa, o no estoy a la altura de que me pase, nadie tiene la culpa-. Estoy en el proceso, me esfuerzo, amo lo que hago, no hay una fórmula para ser un buen Escritor, solo trabajo, trabajo y más trabajo,      -recuerden lo que siempre digo: 90% de trabajo duro 10% de inspiración- y por supuesto, tener un espíritu de chapa estampada, para superar las decepciones, las críticas mal intencionadas –las buenas siempre deben ser bienvenidas, por más que puedan dolerte- los no podés, no debés, no es redituable, no es un trabajo “real”, no lo que sea… esos NOES, tienes que sí o sí, verlos como desafíos en vez de impedimentos. Además, superar la prueba de fuego…anunciarle al mundo –familiares directos e indirectos incluidos- que de ahora en más, eres escritor, (aún con minúscula), ya que ser Escritor (con Mayúscula), hay que ganárselo.

         Ser Escritor, es abrir el alma, exponerla al universo mismo, entregando hasta la última emoción para transmitírsela al Lector de una forma genuina, casi diáfana, pero con la fuerza necesaria como para penetrar en lo profundo de su ser, dejando huellas indelebles, no con violencia, sino con mensajes trascendentes, fruto de la experiencia,…de la vida. Para lograr esto, no hay un Género Literario que lo encasille, todos ellos sirven, si se tiene la pericia de plasmarlo correctamente. Eso es la profesión de Escritor.

-“Nos encontramos a vuelta de página”, queridos “ojoescuchas

Javier Vargas Urquijo

PROFUNDIDADES LITERARIAS

 ENTREVISTA RAMÓN FERRERES

Su aire señorial, inspira respeto. Lo veo llegar y la imagen que me transmite, es la de un Lord Inglés. Se acerca y extiende su mano. El apretón de manos es franco, abiertamente sincero, lo que me hace sentir cómodo de inmediato…Se nota que es una persona educada, pero a su vez, esa educación no lo “acartona”. Me observa unos instantes y detrás de esa seriedad, se nota claramente la existencia de una persona sensible y con valores destacables. La investigación previa –que todo entrevistador debe hacer- por “respeto” a su entrevistado-, lo describió de este modo. También se vislumbra, que es “administrador” de su tiempo y que no gusta de malgastarlo, es más de la idea de “invertirlo”. Vemos un bar al otro lado de la calle y hacia allí os dirigimos.

-Javier Vargas Urquijo- Ramón, deseaba conocerte, porque tengo la impresión, que puedes aportar algo interesante sobre algunos puntos, que desde hace un tiempo, vengo pergeñando…La caducidad en las relaciones humanas actuales, según tu perspectiva ¿A qué se deben?-

-Ramon Ferreres Castell- A que estamos cada vez más absorbidos por un montón de “cosas”, empleo este sustantivo deliberadamente: trabajo, dinero, éxito, reconocimiento social, y un larguísimo etcétera. Todas estas “cosas” nos alejan de lo verdaderamente importante: las personas. Y dado que, cada vez más, las personas están escondidas bajo todas esas “cosas”, no resulta fácil establecer relaciones humanas sinceras.

-JVU- Si tuvieras la responsabilidad de “conducir” a alguien en un camino de auto conocimiento ¿Qué parámetros le recomendarías? Además ¿Qué Libro que le ayudaría a tal fin? Y ¿por qué?-

-RFC- Lo mejor para conocerse es regresar a nuestra infancia, ya que, en la mayoría de los casos, es la época donde más felices fuimos. Y en mi caso, El camino de Miguel Delibes me conectó de nuevo con aquel niño. Aborda además el primer paso hacia la edad adulta y el miedo propio de entrar en ella. Suele verse el miedo como algo propio de los niños cuando, en realidad, los que más miedo tenemos somos los adultos.

-JVU- ¿La tecnología es “culpable” de algo, o es –en algunos casos- su mal uso, lo que la posiciona en un lugar “incómodo” del ranking?-

-RFC- Me atrevería a decir que “en todos los casos” se debe a su mal uso. La tecnología en sí misma no tiene nada de malo, al contrario, su uso responsable nos beneficia a todos. En cambio, si la usamos de forma errónea, como es habitual, se convierte en lo que es en la actualidad: un sucedáneo de relación social o simplemente un negocio. Pero desde siempre ha sido así. No es algo nuevo. Cuántos avances tecnológicos han nacido con fines poco nobles: la mayoría.

-JVU- ¿Podríamos decir que la humanidad se está “des humanizando”, viviendo en un estado de alerta constante, como si “estuviésemos en emergencia de valores” de los cuales sustentarse?-

-RFC- Los valores tradicionales han dejado de existir y se han reemplazado por otros más inmediatos, como la popularidad, el éxito o la acumulación. No es que sean malos, pero han de coexistir con otros, como la humildad o la generosidad.

-JVU- Defínete a ti mismo-

-RFC- Preferiría describir cómo me gustaría que me definieran: un tipo con el que es agradable estar.

-JVU-Te concedo en este mismo instante, el poder de cambiar “algo” en el mundo –solo una cosa- ¿Qué sería?-

-RFC- Que aumentara la capacidad de ponerse en la piel del otro.

-JVU- Filosofía. Música. Literatura. Historia. Tu camino como Escritor…Ordénalos por importancia en tu vida y además otórgales un puntaje del 1 al 10 a cada uno de ellos.

-RFC- En primer lugar, la música (10), la manifestación artística que más me conmueve. En segundo lugar, la historia (9), una herramienta imprescindible para conocernos y no repetir errores. En tercer lugar, la literatura (8), por su valor artístico y de autoconocimiento. Por último, la filosofía (7), con la que nunca he llegado a conectar por completo. Respecto a esta última, no es que no la valore, pero creo que me aportan más otras disciplinas, como la biología, la psicología o la antropología.

Sus ojos expresan vivacidad, inteligencia. La forma que estudia su entorno lo denota. No hay soberbia en sus gestos, no está presente la egolatría. Él es así, todo un caballero.

-JVU- ¿Qué te da placer en la vida?-

-RFC- Ser feliz. Y cuantas más cosas te ayuden a alcanzar la felicidad, más posibilidades tienes de llegar a ser feliz y, de este modo, hacer la vida más agradable a los que te rodean.

-JVU- Defíneme AMOR, ENCRUCIJADA, ESPACIO, según Ramon Ferreres Castell –fuera de la RAE-.(Se permite divagar)

-RFC- Seré breve, aunque me permitiré divagar un poco en la última definición. Es agradable ir más allá de la RAE, que la literatura permite desencorsetar la lingüística.

El amor es un sentimiento que permanece, para diferenciarlo de una sensación pasajera, como el enamoramiento.

Una encrucijada es un lugar del que has de escapar cuanto antes. Resultó más un consejo que una definición, ¿verdad? Pero no hay camino malo si hay determinación.

El espacio, especialmente en la sociedad actual, es una necesidad: espacio para escapar de los múltiples estímulos que nos bombardean todo el tiempo. Aunque sea un poco contradictorio, uno necesita encontrar un espacio (y un tiempo), por pequeño que sea, donde poder refugiarse.

-JVU- Si deseas transmitir algo a los “ojoescuchas”, todo ojos para ti.

-RFC- Ups, no me gusta acaparar las miradas, así que me sonrojé un poco. Qué transmitir: creo que una franca sonrisa lo dice todo.

-JVU- Caballero, un placer haberle tenido en “Profundidades Literarias”. Y con esto, me despido hasta el próximo encuentro.

-RFC- El placer ha sido mutuo. Un sincero abrazo y hasta muy pronto.

VELADAS NOCTURNAS

Javier Vargas Urquijo

Abrimos nuestras VELADAD OCTURNAS, con un pensamiento en mente, crear conciencia entre la gente de Letras, que el estar unidos, apoyándonos mutuamente, no es “ayudar a la competencia”, sino, crear un ambiente de camaradería y de crecimiento mutuo, colaborando, para que este duro camino de ser escritos, trascienda las fronteras de lo individual, para ser algo plural y placentero. De esta forma, presentamos a nuestro primer invitado…De un Blog Colega,- The Creative Wod- llega a nosotros…

Y además…este otro Titulo, igual os suena 😉 :

Sentado en una de las mesas del rincón, vislumbro a un querido amigo de nuestra casa. De Él, recibimos con beneplácito, su obra. Con Ustedes:

En la despedida, se acercan los parroquianos a darnos la mano, saludando, agradeciendo… mezclados con ellos –algún cobrador- (al que le pagamos, por supuesto) y lentamente, el local queda en silencio, solo hay rumores de lecturas hechas en susurros, como deseando no ser reveladas…al resto del mundo. Nos encontramos a vuelta de página, mis queridos “ojoescuchas”.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s